La Casa

La casa se construyó hacia el 1900. Tiene unos 900 m2. aproximadamente y tiene el aspecto casi igual que cuando se construyó.
Alrededor de los años 20 en Albalate del Arzobispo había dos fondas y esta casa era una de ellas. Le llamaban “LA FONDA DE LAS REDONDAS”. Sus huéspedes eran entre otros el médico que vivía de forma habitual así como viajantes, etc.
En los años 40 pasó a ser una vivienda particular.
En 2010 la adquirimos nosotros para volver a dar a Albalate del Arzobispo un servicio de alojamiento con encanto especial y rural.
Nuestro objetivo es proporcionar al viajero o turista un lugar en donde pernoctar para que “EL MOLINO DEL CASTILLO” sea un punto de partida para visitar tantos y tantos lugares tan desconocidos en Teruel.
Hemos conservado el encanto, así como muebles y demás objetos de forma que hace que te remontes en el tiempo.
Cada habitación tiene el nombre de una cuesta del pueblo.
Está junto al río Martín que se ve desde la terraza y balcones donde también se puede apreciar una bella vista del paisaje y entorno.

Servicios de la Casa

Wifi gratis

Mascotas

Cama Supletoria

Cuna gratis